La sombra de las horas, L.M.Morales (Crónica tertulia IX)

Luis Miguel Morales Peinado nos ha puesto en bandeja un análisis introspectivo de grandes preocupaciones humanas en forma de relatos. A modo de diario, de cuaderno de bitácora, de microcuento, de novela de misterio o intriga, va tocando temas universales de una manera personal y seductora (como el deseo de ser inmortales, el dolor por la falta del ser querido o  la ausencia de libertad a menudo inapreciable).

Con la facilidad para leer que caracteriza a los relatos por su corta duración, sin embargo, los asistentes a esta novena tertulia coincidimos en la necesaria re-lectura de La sombra de las horas, conscientes de los mensajes que pueden esconderse entre líneas.

Nuestra película, Reencuentros, Punto final, son títulos de los relatos con los que es fácil identificarse.

Nuestra película, porque las historias narradas reflejan retazos de nuestras vidas: la búsqueda de uno mismo y el sentido poético que acompaña algunas reflexiones íntimas sobre el paso rápido del tiempo, el amor platónico, el duro camino que hay que recorrer, las contradicciones en la propia sensación de libertad que cada uno experimentamos.

Reencuentros, porque además de reunirnos con alguien especial, hoy autor del libro comentado al que agradecemos con el corazón su visita y aportación, La sombra de las horas nos traslada al limbo, al lugar obscuro o, mejor dicho, translúcido, donde nos encontramos con nuestras fantasías y fantasmas. Una especie de realismo mágico del que El castaño milenario también deja buena huella.

Punto final, porque estos relatos muestran diferentes finales a situaciones muy intensas. Unos, evocan a la muerte, otros a la huída, a una desaparición inexplicable, al cambio de propósitos o a la liberación. Todos presentados de manera ambigua, lo que enriquece la reflexión tras la lectura dejando el poso de un final abierto que incita al lector a cerrar por sí mismo cada historia.

Analizamos la fuerza de los personajes, demasiados en nuestra opinión, aunque a veces parecen ser los mismos protagonistas de distintas historias. Comentamos su obsesión por cegarse con las pasiones, por quebrantar el muro que los separa de los instintos primarios.

Historias que aparecen de entre la sombra que irrumpe tras el sol” es la invitación que Morales hace en el prólogo del libro para que interpretemos sus doce relatos.

Y es que los recursos del arte, como las luces y las sombras, son los que definen y representan la dimensión humana que compartimos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crónicas de las tertulias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La sombra de las horas, L.M.Morales (Crónica tertulia IX)

  1. ¡Hola! Quiero agradeceros la tarde que compartí con vuestra tertulia. Y quiero agradeceros la entrada de hoy. Cuando el que lee lo que yo escribo se pregunta todo lo que habéis expuesto aquí, y en la tertulia, siento que he acertado en dar el paso de publicar mis relatos, mi libro de relatos. Porque creo que la literatura es algo más que entretenimiento, sin despreciar en absoluto esa faceta. Gracias, de nuevo, por el tiempo que me habéis dedicado.
    ¡Un montón de besos!

  2. Pedro Luis dijo:

    He leido el libro y me enganchó desde el principio. Cualquiera de sus relatos asombran por su dinamismo, por la apariencia de la conclusión que después no es tal, por las vivencias fantásticas en un mundo real y, otras veces, las vivencias reales en un mundo de fantasía. Son , como dice el prólogo del libro: “Historias que aparecen de entre la sombra que irrumpe tras el sol. Y dentro de cada una de ellas, como un destello, la pincelada de alguna vida. Doce historias y doce destellos que necesitan que Tú los interpretes”.
    Como podeis comprobar y como dije al principio: Me ha encantado su lectura y mis reflexiones para interpretar LA SOMBRA DE LAS HORAS.
    Un abrazo.

  3. Mientrasleo dijo:

    Yo también he leído el libro y me pareció de una calidad altísima.
    Muchas veces caemos en la tentación aquellos que no escribimos, en pensar que es más sencillo escribir un relato que una novela. Luego encontramos obras como la de Luis Miguel, que nos muestran que la dificultad radica precisamente en condensar la historia sin haberla resumido y dejar al lector satisfecho cada vez, y con ganas de más sin estar ante la sensación de un aperitivo.
    Coincido en que es un libro más que recomendable.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s